Publicado en Espacio cinéfilo

[Reseña] No respires

¡Hola! Hoy escribiré sobre la conocida película de suspenso/terror estrenada a mediados de este año (2016), No respires (originalmente Don’t breathe), del director uruguayo Federico Álvarez. Es la primera vez que veo algo acerca de este director y hay razón para ello: este es recién su tercer largometraje, después de Posesión infernal y la película animada de Dante’s Inferno. Al parecer, este director saltó a la fama luego de que su cortometraje Ataque de pánico recibiera millones de visitas en YouTube, al cual, por cierto, no le encontré nada de estupendo.


¡Alerta de spoilers!

La siguiente reseña:

  • presenta contenido relevante de la película;
  • contiene elementos que pueden spoilear ciertas escenas de intriga;
  • no explicita el final de la obra.

Trama

En este primer apartado, como saben, daré mi opinión sobre el argumento de la obra, de su guionaje y también su dirección. El planteo que hace me parece espectacular. El conflicto es completamente diferente a lo que el cine de suspenso/terror nos tiene acostumbrado. Sin embargo, hay que poder mantener un planteo tan brillante. Un militar ciego como villano y un grupo de jóvenes y aterrados ladrones encerrados en la casa da lugar a muchas situaciones que, según creo yo, no fueron bien explotadas.

Es incoherente que en algunos momentos de la película los perseguidos hablan sin que el perseguidor los oiga y en otros momentos, este último es capaz de oír la más leve respiración. El momento en el que la luz es cortada era prácticamente inevitable por el planteo del film, pero llega tarde y dura poco. Creo que con un mejor timing podría haber dado lugar a una situación de mucho mayor suspenso (como el que se logra cuando la joven avanza tanteando con sus manos sin ver absolutamente nada).

Hay algunas otras incoherencias que me hicieron ruido. Por ejemplo, las inexplicables teletransportaciones del dueño de la casa, la desaparición del perro cuando la protagonista cae desde el entretecho, el por qué la mujer salvada en el sótano no se quita la venda de la boca una vez que es liberada y la todavía más inexplicable resistencia del villano a la bomba de cloroformo.

Dont breathe no respires Luciano Rodríguez escritor
¿Cloroformo? Eso es para tontos.

Uno de los principales errores que, a mi entender cometió el director, fue el abuso de lo que se conoce como arma de Chéjov. Este principio se resume en la siguiente expresión:

«Si dijiste en el primer capítulo que había un rifle colgado en la pared, en el segundo o tercero este debe ser descolgado inevitablemente. Si no va a ser disparado, no debería haber sido puesto ahí».

Esta norma tiene como fin el no sobrecargar una historia, escena, plano, etc., con elementos que no sumarán valor significativo al desarrollo narrativo. Si bien el director cumplió al pie de la letra con esta máxima, cometió el error de hacer foco sobre estos elementos mediante un correcto plano secuencia durante los primeros minutos de la cinta. ¿El resultado? Acciones previsibles, falta de sorpresa, aburrimiento.

El suspenso en esta película es esporádico y breve, y nunca se concreta en un susto; la intriga es poca y no se resuelve bien. ¿Por qué había tanto dinero en la caja? ¿Cómo es que falló al clavar las tijeras? ¿Cómo sobrevivió ese sujeto al final? Preguntas sin respuestas que podrían haber contribuido más a la  trama e, incluso, aportar más a ese final abierto que fue más abierto por la banda sonora que por el guion.

Actuaciones

La mejor actuación es la de Stephen Lang, y eso que durante toda la película no hace más que aparecer, intentar matar y desaparecer, para aparecer nuevamente unos minutos después y retomar el ciclo. No tiene diálogo hasta los últimos minutos de la película. El guion lo limitó demasiado. Cuando finalmente tenía lugar para lucirse, situaciones como la de reemplazar una violación por una inseminación artificial le quitaron todo lo perverso que podría haberse construido sobre su personaje.

Dont breathe no respires Luciano Rodríguez escritor
¡Oh, qué tenebroso! ¡Un gotero! ¡Huid!

Las actuaciones de los ladrones dejan mucho que desear. Jane Levy resalta un poco por sobre los otros dos, aunque no por mérito propio. Daniel Zovatto (lo conocí hace poco en It follows y… meh) no tiene mucha participación que digamos, y Dylan Minnette tiene la misma expresión durante toda la película. Hay un papel secundario, el de la chica del sótano, pero su duración es tan escasa, que poco tengo para decir. Creo que el mejor actor fue el perro (excepto cuando desapareció mágicamente).

Dont breathe no respires Luciano Rodríguez escritor
Así de asustado. Todo el tiempo.

Sonido

La banda sonora es determinante en cualquier película de suspenso. Y en este caso específico, fue el bombero que intentó apagar el incendio. Es una banda correcta, que desde el comienzo involucra al espectador y te prepara para las escenas adrenalínicas que vendrán a continuación. O que deberían haber venido. Lo cierto es que a la película le faltó bastante para lograr esa aceleración del corazón que tanto esperamos en un thriller. La música preparó la cama, pero nadie durmió en ella.

Los sonidos y las voces están perfectamente grabadas y sincronizadas, así que no hay nada que decir al respecto más que felicitar al sonidista. El silencio (a veces completo, a veces acompañado por la respiración de los protagonistas) fue correctamente utilizado cuando la situación lo demandaba pero, al igual que la banda sonora, fue desaprovechado.

Conclusión

Lo único que puedo agregar a la reseña es que es yo tenía altas expectativas con respecto a esta película, pero me decepcionó bastante. El inicio del conflicto se dio rápido y pensé «uh, esto se puso bueno», pero enseguida uno de los potenciales protagonistas fue eliminado y ahí quedé como… «Bueno, habrá que ver qué tanto duran los otros dos». Con el correr de los minutos, el clímax tempranero fue descendiendo y parecía que la película terminaría pronto. El giro argumental llegó en el momento preciso pero le faltó fuerza. Fue pobre y no logró volver a captar mi atención. El final me decepcionó. No solo porque el asesino no vidente se olvidó a su perro encerrado en el auto (pobrecito u.u), sino por ese intento barato de final abierto que en vez de sembrar dudas, afirmó mis pensamientos negativos sobre esta producción cinematográfica.

Nota final

Porque el planteo fue asombroso pero le faltó mucho para mantenerse en alto; porque fue correcta pero previsible; porque la banda sonora era interesante pero ni Hans Zimmer podría haber levantado lo que las actuaciones se encargaron de tirar por el suelo; por todo esto, mi nota final es un 4. Podría haber sido una película mucho más intensa.


Gracias por haberme leído hoy. Estaré trayéndoles más reseñas sobre las películas que vea.

Como saben, escribo desde mi gusto por el cine; no soy ningún experto. Así que estoy abierto a críticas y opiniones. Espero que dejen en un comentario qué les ha parecido mi reseña. Y si han visto la película, espero que compartan conmigo sus impresiones sobre la misma. Nada mejor que compartir pensamientos y puntos de vistas sobre el bello arte que es el cine.

Soy Luciano Rodríguez. Un gusto haber escrito para ti.

Saludos.

Anuncios

Autor:

Escritor novel. Defensor de la ciencia y el pensamiento crítico. Amante del arte en todas sus formas. Fotógrafo aficionado y pésimo ukelelista. A veces hablo en serio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.