Publicado en Espacio cinéfilo

[Reseña] The squid and the whale

También conocida como “Una historia de Brooklyn” o “Historias de familias”, The squid and the whale es el cuarto largometraje del director independiente Noah Baumbach. Esta comedia dramática es una de las obras más conocidas del director, junto a Frances Ha y la reciente The Meyerowitz Stories.

En un principio, Baumbach escribió el guion pensando que Wes la dirigiría, Anderson lo convenció para que él mismo la dirija ya que lo sentía como un proyecto muy personal, quedando Wes relegado a la producción del film. En ese plan inicial, se contemplaba también la idea de que fuera protagonizada por Bill Murray, pero terminaron dándole el papel a Jeff Daniels.

Esta película supo ganarse el reconocimiento de la crítica y llegó a ser nominada al Óscar por mejor guion original en el 2006, siendo finalmente superada por Crash, una película dramática de Paul Haggis.


La siguiente reseña:

  • no presenta spoilers importantes de la trama;
  • no explicita el final de la obra.

La ficha

  • Dirigida por: Noah Baumbach.
  • Filmada en: Estados Unidos (2005).
  • Reparto: Jeff Daniels (Bernard Berkman), Laura Linney (Joan Berkman), Jesse Eisenberg (Walt Berkman), Owen Kline (Frank Berkman), Anna Paquin (Lili), William Baldwin (Ivan), Halley Feiffer (Sophie Greenberg).

La síntesis

La familia Berkman, compuesta por una pareja de escritores y dos hijos, está pasando un mal momento: los padres deciden separarse. Esto dará lugar a un sistema de turnos para que los chicos puedan pasar el mismo tiempo con cada padre y cumplir así la tutela compartida que pactaron cuando se divorciaron.

La situación afectará a ambos hijos de forma diferente. Walt, el más grande, ve a su padre, “un escritor intelectual”, como un ejemplo a seguir y esto le generará resentimiento contra su madre. El más pequeño, Jesse, en cambio, decidirá pasar más tiempo junto a su madre y optará por ser un “no intelectual”.

La opinión

De a poco me voy acercando al mumblecore (un subgénero del cine independiente) y cada vez me gusta más. Siendo dirigida por Noah Baumbach, es de extrañar que en esta película nos encontremos con algunos recursos propios del género, como el guion que gira en torno a un joven intentando encontrar su lugar en el mundo o la constante cámara al hombro.

Más que una comedia dramática, me atrevo a decir que es un drama con algunas gotas de humor, el cual encuentro muy bien utilizado con el objeto de que nos familiaricemos con los personajes, los sintamos cercanos.

En particular, me gustaron mucho algunos detalles de los diálogos que pueden pasar desapercibidos para un espectador que no está del todo atento (por ejemplo, repeticiones de algunas expresiones por personajes distintos) y el final me pareció una genialidad.

Muy recomendada para todo aquel al que le gusta el cine independiente, pero también para el que no sabe de qué se trata y desea acercarse a él.

Luciano Rodríguez

Anuncios

Autor:

Escritor novel. Defensor de la ciencia y el pensamiento crítico. Amante del arte en todas sus formas. A veces hablo en serio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s