Publicado en Poemas

El huracán

Se aprecia una frágil calma hoy.
El sol abrasa la piel del peatón,
la brisa le da un respiro,
las aves cantan junto a las bocinas.
Endeble la paz, sin embargo,
cuando se inhala aire de mar.
Las partículas acuosas disueltas en la atmósfera,
pero ni siquiera las notamos.
Se aprecia una frágil calma hoy
porque se avecina el huracán.

Las señales son imperceptibles.
Un cabello enganchado en un asiento
ondea sabiendo lo que vendrá.
Una hoja apenas prendida a la copa
sale disparada sin previo aviso.
Una nube con forma gaviota
desfila delante del astro rey.

Se avecina el huracán y arrasará
con todo.
Destruirá nuestro mundo, lo reducirá
a lodo.
Y cuando venga, estaré preparado,
pero solo.
Así que no esperes que estemos codo
a codo.

Esta es mi pelea contra el universo,
no te quiero acá.
Así es como peleo: con unos versos
contra el huracán.

La tormenta que se perfila,
en los confines se origina.
Viene a socavar los pilares
con la fuerza de siete mares.

Esta es mi batalla contra la naturaleza,
no te quiero conmigo.
Así es como resisto: con un poema
que no es bienvenido.

Una frágil calma.
Se avecina el huracán.
No te quiero acá.
Arrasará con todo.

 


Podés leer otros poemas haciendo clic acá.


Anuncios

Autor:

Escritor novel. Defensor de la ciencia y el pensamiento crítico. Amante del arte en todas sus formas. Fotógrafo aficionado y pésimo ukelelista. A veces hablo en serio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.